.

El condado de San Diego informó que acordó pagar 1 millón 350 mil dólares a Dolores Rosales como indemnización tras la muerte de su hijo, pues este fue sometido brutalmente por policías estadounidenses en 2018.

El 17 de agosto de 2018 elementos de la Oficina del Alguacil del Condado de San Diego, California, aprehendieron con violencia a Marco Antonio Nápoles Rosales, el cual fue sometido brutalmente por estos mismos, lo cual le causó la muerte.

Pues informaron que al derribarlo y someterlo con el peso de su cuerpo, lo cual dificultó su respiración, tras esto Marco Antonio Nápoles fue llevado a un hospital en calidad de detenido, pero ahí falleció a causa de las lesiones ocasionadas por los oficiales.

Los familiares iniciaron una batalla legal, pues el joven, que vivía en Estados Unidos desde los 16 años, era un peluquero y estudiante, nacido en Guaymas, Sonora, México, y no tenía antecedentes penales.

Por lo que tras lo ocurrido, desataron una batalla legal, ya que las autoridades estadounidenses negaban la responsabilidad de los policías y los exoneraron, mientras que los familiares los acusaban de haber provocado la muerte de Marco.

Debido a la polémica, el Consulado General de México en San Diego se comprometió a brindar asistencia a su madre y proporcionó un abogado consultor para acompañar el caso.

En diciembre de 2019, Dolores Rosales presentó una demanda civil en una Corte Federal de Distrito en el estado de California, en contra de los 12 policías que participaron en los hechos, así como en contra el Alguacil del Condado de San Diego.

Durante el juicio, compartió un video que recopila grabaciones de las cámaras corporales de los oficiales y de testigos, donde se aprecia el uso excesivo de la fuerza.

Por lo que el día de hoy el condado de San Diego acordó que pagaría 1 millón 350 mil dólares a la madre de Marco Antonio Nápoles.

Con información de: tiempo.com

Por Redaccion