.

Un hombre en la comunidad de Los Ángeles, en Durango, cabalgó durante tres horas junto a su pequeño hijo, mismo que había sido picado dos veces por un alacrán. Informaron que en la  comunidad Los Ángeles, Pueblo Nuevo, Durango, no hay un solo servicio médico.

Fue esto lo que causó la movilización del padre, aproximadamente a las 4 de la mañana.

Omar, contó que al vivir en una comunidad tan alejada y que además no cuenta con caminos que la conecten a otros poblados, cabalgó por espacio de unas tres horas hasta llegar a La Rastra.

Al llegar a la comunidad serrana de La Rastra, Omar declaró que un hombre le rentó un vehículo por 2,000 pesos, esto para llevarlo al centro médico más cercano, ubicado en El Rosario, además este otro trayecto duró también unas 3 horas.

Para cuando llegaron al Hospital, al pequeño ya le estaba haciendo efecto el veneno del alacrán, por fortuna pudieron estabilizarlo y el niño salió de la crisis, según trascendió el joven pidió unos tacos para cenar.

Con información de: tiempo.com

Por Redaccion