.

Bruselas, Bélgica.- El verano más caluroso registrado en Europa probablemente resultó en más de 20 mil muertes en exceso en Francia, Alemania, España y el Reino Unido, según datos oficiales.

El exceso de fallecimientos, la diferencia entre el número total de decesos en el verano de 2022 y el promedio histórico, fue particularmente elevado durante las tres intensas olas de calor que azotaron Europa Occidental entre junio y agosto.

El calor extremo es peligroso para la salud humana porque empeora todas las afecciones médicas existentes y puede provocar un golpe de calor en poblaciones vulnerables como los niños, los ancianos y quienes realizan trabajos físicos al aire libre.

Europa vivió en 2022 el verano más caluroso jamás registrado, según la agencia de observación de la Tierra de la UE, Copernicus.

El cambio climático hizo que la ola de calor que afectó al Reino Unido en junio fuera al menos 10 veces más probable, según World Weather Attribution, un grupo de científicos que realiza análisis rápidos sobre cómo el calentamiento del planeta influye en los fenómenos meteorológicos extremos. El nuevo récord de calor del Reino Unido de 40.3 grados Celsius se estableció el 19 de julio y superó en 1.6 grados Celsius el récord anterior establecido en 2019. Cuarenta y seis estaciones meteorológicas del Reino Unido registraron nuevos máximos ese mes.

“Las olas de calor son una de las mayores amenazas que plantea el cambio climático”, dijo Friederike Otto, profesora titular de ciencias del clima en el Instituto Grantham para el Cambio Climático y el Medio Ambiente en Londres.

“Las altas temperaturas son responsables de miles de muertes en todo el mundo cada año, muchas de las cuales no se denuncian”.

Inglaterra y Gales sufrieron 3 mil 271 muertes en exceso entre el 1 de junio y el 7 de septiembre, según un informe de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés). El reporte excluye los decesos por coronavirus y señala que el número de fallecimientos fue mayor en los días más calurosos.

Más de 10 mil 400 personas murieron en Francia durante los meses de verano, según datos publicados ayer por la agencia gubernamental Santé Publique France. Una de cada cuatro de esas muertes ocurrió durante una ola de calor, según el informe francés, y el exceso de muertes fue 20 por ciento mayor en las regiones bajo alerta roja por temperaturas extremas.

En España, más de 4 mil 600 muertes entre junio y agosto fueron atribuibles al calor, según el público Instituto de Salud Carlos III, que realiza investigaciones sobre la salud.

En Alemania, unas 4 mil 500 personas murieron durante los meses de verano debido a las temperaturas extremas, según estimaciones de la agencia gubernamental Instituto Robert Koch.

“Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas a medida que el planeta se calienta, por lo que podemos esperar más olas de calor y más calientes en el futuro”, dijo Eunice Lo, investigadora de cambio climático y salud de la Universidad de Bristol.

“Las olas de calor observadas se han hecho más probables o más intensas debido a las emisiones humanas de gases de efecto invernadero”.

 

Con información de: reforma.com

Por Redaccion