.

Dueña de la mascota advierte el riesgo de que la víctima pudiera ser un niño

Parral.- Por insignificante que parezca, la muerte de una mascota significa para sus dueños una gran pérdida, y más aún si la muerte del animalito lleva dolor al momento de producirse.

Una afligida ciudadana denunció que jovencitos a bordo de una camioneta al parecer Ford Escape, dieron muerte a su gatita al circular sobre la calle Burgos de la colonia Miguel Hidalgo.

La dueña de la felina señaló que así como ocurrió con su gata, pudiera haber sucedido con algún niño de la zona, ante la falta de pericia y control de la velocidad en la citada calle.

Ante ello, aunque con carácter de anónimo, hizo un llamado a conductores y autoridades viales para que se tomen medidas al respecto, antes de que ocurra como en este caso, en el que la mascota sufrió el aplastamiento de su cabeza hasta que perdió la vida.

Tal vez, este pudiera ser un caso de poca importancia para muchos, no obstante, es un llamado a la sensibilidad humana por encima de quienes con su compañía transmiten afecto a las personas.