.

Una joven madre de 16 años llevó a su bebé al Hospital Héctor D’Agnillo de Marcos Paz, en Argentina, dónde declaró que había parido en el baño y que el bebé murió durante el parto, pero al realizarle la autopsia, se dieron cuenta de que tenía cortes en el cuello.

La menor, cuya identidad no ha sido revelada para mantenerse en resguardo, llegó al hospital con su bebé en brazos y dijo haberlo tenido en el baño.

Los médicos procedieron a internar a la menor y dieron intervención al Departamento Judicial Mercedes para solicitar la autopsia del cuerpo del bebé recién nacido.

La autopsia entonces reveló que el bebé presentaba cortes en el cuello y que no murió de manera natural, sino que fue víctima de homicidio tan solo minutos después de haber nacido.

Debido a esto, la madre pasó a ser la principal sospechosa de haber cometido dicho homicidio y tras un allanamiento en el domicilio, los peritos encontraron un cuchillo que se cree, fue utilizado para producir las lesiones del bebé.

La fiscal María Laura Ricchini dispuso la aprehensión de la adolescente por “homicidio calificado por el vínculo y alevosía”.

La menor fue citada a declarar esta mañana, pero se negó a hablar del caso.

Al parecer, la familia de la menor no estaba al tanto del embarazo sino hasta 10 días antes de que diera a luz. Por esto mismo, la justicia investiga si la gestación fue producto de un abuso sexual.

Con información de: tiempo.com

Por Redaccion